‘Me siento cansada todos los días’: Una mujer y un perro pidieron servicio para salir del café local | noticias locales

BRATELBORO — El gerente de una cafetería native y abogado de un oficial de policía de Brattleboro dijo que un residente native está ladrando al árbol equivocado para presentar una denuncia en su contra en virtud de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades.

Pero Ricky Risati, residente de Brattleboro y representante de reuniones de la ciudad, dijo que Risati (que usa sus propios pronombres/pronombres) y otros como ellos tienen el derecho claro de llevar a sus animales de servicio a lugares como Works Café y no echarlos, como sucedió con Risati y su perro, ninguno, el 12 de agosto.

Risatti estaba en el café con None cuando Michael Wegner, el gerente de área del café, los llamó.

Wegner escribió en respuesta a la denuncia de Risatti en el Tribunal Superior de Vermont, División Civil: “Se observó que el perro de servicio del demandante deambulaba por el restaurante y lo desató creando molestias públicas y potencialmente molestando a otros comensales del café”.

“Risatti tiene un historial de ingresar a The Café con dicho perro de servicio, y se le ha pedido varias veces que controle a su perro rebelde, y el private observa al perro correr hacia otros clientes, molestarlos y olfatear los alimentos en los estantes, haciéndolos invendibles. Wegner escribió: Pérdida financiera para el café.

Wegner escribió que le pidió a Risatti que controlara o limitara cualquier cosa como cortesía hacia otros clientes y el private del café, “lo que se negaron a hacer”.

Cuando no dejó a Risatti, Wegner informó al Departamento de Policía de Brattleboro de un “perro salvaje y un agente incompatible” y solicitó una orden de no allanamiento, que el oficial Michael Cable le dio a Risatti.

Risatti Wegner y Cable fueron acusados ​​de “discriminación en el área de los derechos de la ADA”.

Un animal de servicio se outline como “un perro que ha sido entrenado individualmente para hacer un trabajo o realizar tareas para una persona discapacitada. La(s) tarea(s) realizadas por el perro deben estar directamente relacionadas con la discapacidad de la persona”.

De acuerdo con la ADA, “Un animal de servicio debe estar sujeto, sujetado o sujetado mientras se encuentra en un lugar público, a menos que dichos dispositivos interfieran con el trabajo del animal de servicio o una discapacidad impida que la persona use estos dispositivos. En ese caso, la persona debe usar sonido, señales u otros medios efectivos para mantener el management del animal.Si un animal de servicio está fuera de management y el manejador no ha tomado medidas efectivas para controlarlo, el private puede solicitar que el animal sea retirado de las instalaciones. ”

Wegner escribió que en ningún momento Risatti le contó sobre los perros sueltos porque su discapacidad les impedía usar una correa o porque la correa interfería con el funcionamiento del perro.

Risatti compartió documentos con el reparador, incluida una tarjeta de registro del servicio nacional, que muestra que el perro es un perro de servicio y una carta de un profesional médico que certifica la necesidad de Risatti de lugares de entrenamiento sin correa y su historial positivo de obediencia en entornos públicos y privados.

“Todos los días me siento tan confundido por tener que defenderme del acoso. La gente me pasa varias veces cantando asesinato porque están enojados porque piensan que soy criminalmente negligente porque le quité la correa a mi perro de servicio. La gente también ha tratado de secuestrar a él.”

Un perro de servicio no tiene que ser perfecto, dijo Risati, “siguen siendo animales, pero se espera que sea suitable con las correcciones”.

Risati dijo que no están buscando dinero por compensación ni tratando de meter a nadie en problemas.

No estoy tratando de castigar a nadie. Dijeron que estoy tratando de coexistir. “La mayoría de las personas no tienen experiencia con animales de servicio y no confían en mí ni en los papeles que les muestro. Aunque serví en el comité de la ADA de Brattleboro, soy representante electa del Distrito Municipal 8 y fui el primer estudiante en tener un perro de servicio en el campus de mi universidad”.

Risati le pide a la gente que se trate con respeto. También sugirió que las empresas capaciten a sus empleados sobre cómo interactuar con personas que usan animales de servicio.

Dijeron que “la educación ayuda a prevenir la discriminación”.

Wegener, representándose a sí mismo, y Bob Fisher, el abogado de la ciudad, escribieron que un tribunal federal, no un tribunal civil, es el lugar para la denuncia de la ADA y, por lo tanto, la denuncia de Risati debe ser desestimada.

Un aviso de infracción después de advertir a Risatti que ingrese a The Works Café está prohibido por un año.

Wegner escribió que Risatti puede regresar al café si aceptan por escrito mantener a su perro de servicio bajo management y con correa en todo momento.

“He estado yendo a las obras durante cuatro años con mi perro de servicio sin correa y nunca he tenido nada que se intensifique con o sin mi perro de servicio hasta el punto de haber recibido una orden de prohibición de paso antes”, dijo Risati.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *