El entrenador de perros ‘Privado’ de Waterlooville, de 42 años, recibió una emotiva despedida en el funeral, incluido un guardia del mejor amigo del hombre.

Rose Chase, la galardonada entrenadora de perros ‘muy querida’, murió repentinamente el 31 de agosto de un tumor cerebral después de superar el cáncer de mama, que le fue diagnosticado el año pasado.

Las madres de Waterlooville, que recibieron una acreditación de entrenamiento en la mundialmente famosa exposición canina Crufts, se instalaron a principios de este año en Portchester Crematorium.

Lee mas

Lee mas

“Impresionante”, “reaccionario”, “alimentando guerras culturales”: trans, BLM y envidia…

Rose Chase, tiene su guardia de honor.

Se instaló un grupo de perros cuando la procesión, encabezada por Rose Collies Collies Jack y Brin, pasó fuera de la iglesia antes del servicio.

“No podríamos haber tenido un funeral sin perros”, dijo Catherine Gardner, la hermana de Rose. Había muchas cosas que la afectaban.

La hermana recordó cómo en la boda de Rose en 2013, su perro Brian recibió instrucciones de desempeñar un papel conmovedor. “Cuando preguntaron si alguien se oponía a su matrimonio, Brin ladró”, dijo Catherine.

El padre de Rose, Terry, describió a su hija como “increíble” y recordó cómo luchó valientemente contra el cáncer de mama, lo que la llevó a recibir quimioterapia, radioterapia y una mastectomía antes de que “todo saliera bien”.

Rose Chase, cuyo funeral se llevó a cabo en el crematorio de Porchester el 4 de octubre de 2022.

Pero a partir de abril empezó a tener migrañas antes de colapsar en casa.

Terry agregó: “Ella period muy espontánea y podía conectarse con cualquiera”.

Russell Becky, fundador de Portsmouth Canine Coaching College, la Academy of Trendy Canine Habits and Coaching, dijo que descubrió el talento de Rosie con los perros hace muchos años antes de contratar sus servicios.

Ha pasado de ser una entrenadora en prácticas a ser una entrenadora altamente capacitada y certificada por el Kennel Membership, que conoció en Crufts.

Los eventos de Rosie Chase y sus colegas en la Academia de Entrenamiento y Comportamiento Canino Moderno forman un grupo de perros para ella cuando ingresa a la iglesia. Foto: Stuart Martín (220421-7042)

Rosie también se hizo cargo de la gestión de la sucursal de Portsmouth de la academia.

Él dijo: La rosa es una gran pérdida para nosotros. Ella fue invaluable para la academia. Period muy profesional y buena en lo que hacía.

Russell recordó su conversación con Rose el día que ella murió. “Ella dijo que se sentía mucho mejor de su migraña”, dijo. Ella tomó clases esa noche y luego llegó a casa y colapsó.

Rose también ha luchado contra un cáncer de mama agresivo del que no se esperaba que sobreviviera.

persecución de rosas

Agregó: ‘Todos los que conocieron a Rose la amaban. Ella period muy especial y period alguien con un buen sentido del humor.

“No puedes encontrar una buena persona”, dijo Barbara Hannam, de la escuela de entrenamiento de perros West Finish, quien participará en competencias y llevará a su hijo a Rose. Period ingeniosa y una personalidad feliz que no podía pensar en los problemas.

Jane Howells, de la Asociación de Experiencia Laboral de Hampshire, dijo que conoció a Rose en Amsworth cuando entrenaba a un equipo que de alguna manera ocupaba el segundo lugar en la competencia. “A Rose le encantaban los perros”, dijo.

“Los perros eran su vida”, dijo Judy Phillips, una amiga que entrena perros y adoptó a mi perra Rose. Como entrenadora, sabía lo que hacía”.

Ian Spanner, el exmarido de Rose y padre de su hijo de ocho años, Joel, recuerda haberla conocido en un membership. Fui a darle una sambuca en llamas pero su mano se incendió. Tuvo que estirar la mano y ponerlo en un cóctel. Él dijo: Él rompió el hielo entre nosotros.

Siempre fue feliz, dijo David Newnham, cuya esposa Lisa period amiga de Rose. Es muy triste.

El funeral de Rosemary (Rosie) Chase en el crematorio de Porchester. Rosie Chase murió repentinamente de un tumor cerebral el 31 de agosto, a la edad de 42 años. Trabajaba a tiempo parcial como entrenadora de perros, y sus amigos y colegas de la Trendy Canine Habits and Coaching Academy formaron una fila para perros cuando entró a la iglesia. Foto: Stuart Martín (220421-7042)
El funeral de Rosemary (Rosie) Chase en el crematorio de Porchester. Rosie Chase murió repentinamente de un tumor cerebral el 31 de agosto, a la edad de 42 años. Trabajaba a tiempo parcial como entrenadora de perros, y sus amigos y colegas de la Trendy Canine Habits and Coaching Academy formaron una fila para perros cuando entró a la iglesia. Foto: Stuart Martín (220421-7042)
El funeral de Rosemary (Rosie) Chase en el crematorio de Porchester. Rosie Chase murió repentinamente de un tumor cerebral el 31 de agosto, a la edad de 42 años. Trabajaba a tiempo parcial como entrenadora de perros, y sus amigos y colegas de la Trendy Canine Habits and Coaching Academy formaron una fila para perros cuando entró a la iglesia. Foto: Stuart Martín (220421-7042)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *