Dentro de los humanos y los perros, los socios buscan almas perdidas

En marzo de 2014, un deslizamiento de tierra en Oso, Washington, devastó la comunidad de Steelhead Haven, destruyó 49 casas y otros edificios y mató a 43 personas. Susana Schulte Búsqueda y rescate Una voluntaria, enviada a Oso con su colour amarillo explorador labrador Capa.

“Estábamos parados sobre una pila de escombros”, publicó Kip por orden directa. [to search for a living being]Elshult, de 69 años, cube: “Observé cambios muy característicos en el comportamiento de Keb. Se paró sobre una casa destrozada y se ladró la cabeza. No period parte de su respuesta regular de entrenamiento para averiguar qué. Se suponía que debía hacer un ‘saltar puntero ‘, donde ella salta y pone sus patas sobre mí”.

Kip empezó a dar vueltas por la zona, con el morro hacia abajo, arañando y arañando, lanzando tierra por los aires. “Parecía fascinada por todo lo que olía”, recuerda Schulte. Le pregunté a un bombero que estaba trabajando en la escena si un cuerpo había sido transportado por aire desde el área ese mismo día. Él dijo: No, luego comenzó a cavar. Se dio la vuelta y me miró haciendo correr agua de una botella de vidrio sobre el rostro de una mujer enterrada en la tierra. Este fue el primer descubrimiento muerto”.

Nuevo capitulo

Elshult no tenía un perro en el momento en que decidió participar en la caza y el rescate de perros y, finalmente, Detección de restos humanos (HRD). En 1995, dirigía su propia práctica de Teaching Ejecutivo después de muchos años como Ejecutiva de Recursos Humanos. Pero estaba cansada del mundo corporativo, su hija se iba a la universidad y quería pasar más tiempo con su esposo, Scott Welton. A ambos les encantaba caminar y esquiar, y Wilton period miembro del equipo de rescate de montaña native. Con años de montañismo y esquí en su haber, Schulte se unió al equipo. “Requería experiencia técnica y entrenamiento en avalanchas y nos permitió expandirnos juntos por las montañas”, cube Alshult.

Un perro entró en su vida. Después del 11 de septiembre. “Ese día fue un catalizador para mí”, cube ella. Ella había visto en la televisión equipos de búsqueda y rescate (SAR) y sus perros vagaban por el sitio de Manhattan. Un mes después, consiguió su primer perro, Boss, un labrador retriever que murió en 2017. “Period una novata complete”, cube. Bosse tenía un motor medio. Tuvo que trabajar duro para convertirlo en un buen compañero de investigación.

Avance rápido 20 años y Elshult es presidente de Cascadia Search Canine, una organización de voluntarios que brinda educación y capacitación para adiestradores de búsqueda y rescate y sus perros. Ella y Kip, ahora de 12 años, han sido adoptados en el aroma del aire y la naturaleza, avalanchaDesastre de primera respuesta, desarrollo de recursos humanos. Al principio de su carrera con Bosse, la búsqueda de una persona viva se convirtió en un perfil Buscando un cadáver El caso del asesinato sigue sin resolverse. Pero esta investigación plantó una semilla en su mente. Se preguntó: “¿Qué pasaría si pudiera entrenar a un perro de búsqueda para encontrar restos humanos?”

Al año siguiente, optó por especializarse en la búsqueda de muertos. En opinión de Elshult, HRD es diferente de exponer el cuerpoPor lo basic, la búsqueda es de alguien que ha muerto recientemente. HRD a menudo significa encontrar a una persona, o partes de una persona, que pueden haber estado muertas hace décadas. Solo puedes buscar una gota de sangre en la escena del crimen.

Aunque siempre están presentes en el estado de Washington, Elsault y Kip ayudaron a resolver un misterio en Suecia en 2016 cuando Kip encontró el cráneo de un hombre de 48 años que había estado desaparecido durante casi dos años. El desarrollo de los recursos humanos requiere un alto nivel de capacitación y compromiso tanto por parte de los guías como de los perros. “Puede tomar de dos a tres años obtener un título para alguien que no tiene antecedentes ni experiencia”, cube Elshult.

Muchos voluntarios y sus perros entrenan de 15 a 20 horas a la semana. Llevan paquetes pesados ​​y deben ser decentes. Se reúnen en montañas, campos, bosques y áreas urbanas. Se entrenan en cementerios y en “granjas de cadáveres”, instalaciones de investigación que se especializan en la descomposición de cadáveres humanos. Los distribuidores aprenden sobre geología, análisis de suelos, hidrología y meteorología: todo lo cual puede influir en el proceso de descomposición. Aprenden a no “dar pistas a sus perros” (dirigiéndoles que miren) o señalar dónde mirar.

cada juego

Muchos perros comienzan a entrenar a las 10 semanas de edad. “Nos enfocamos en construir Enlace Y el jugando juegoscube Schulte. “Mis dos perros actuales viven para ellos una bola; esos son ellos Recompensa básica. Algunos perros ser recompensado con comida. “Mi primer perro, Boss, va a hacer todo lo posible para tener su propio perrito caliente”. Los perros principiantes generalmente comienzan imprimiéndolos en restos humanos con diferentes niveles de descomposición.

Se les enseña a olfatear huesos humanos u otros medios de entrenamiento que se protegen, por ejemplo, en un recipiente de vidrio con tapa agujereada. Tu perro debe entender lo que quieres. Su nariz dos pulgadas de la fuente, si ese es su criterio “, cube Elshult. “Una vez que ponen sus narices en los agujeros, usted recompensarlos. Una vez que entiendan que no están lidiando con la fuente, puede comenzar gradualmente a hacer que sea más fácil para ellos llegar a ellos.

Se hace un gran esfuerzo para evitar que los perros defensores de los derechos humanos huelan lo que no son restos humanos. Por ejemplo, un perro debe ser capaz de diferenciar entre huesos humanos y animales. Es algo misterioso cómo funciona esto, cube Elshult, pero parece que pueden ser entrenados para identificar solo los COV que se encuentran en los restos humanos. “Pero la ciencia aún se está desarrollando, y no creo que realmente sepamos qué son los perros de alerta”.

Una vez que los equipos pasan a la posimpresión, hacen ejercicios para asegurarse de que los perros sean robustos en sus “respuestas finales entrenadas” (comunicando el descubrimiento a su guía); Acelere los simulacros para garantizar que el olor se identifique y obtenga de manera rápida y precisa; Y ejercicios para asegurarse de que pueda concentrarse y buscar, por ejemplo, huesos y dientes viejos dispersos y más. Las búsquedas de capacitación a menudo imitan tareas reales.

más que una nariz

Básicamente, cualquier raza puede hacer este trabajo, pero algunas se prestan mejor para ellos. “Perros de conducción que aman la cazaPerros que pueden trabajar de forma independiente pero que quieren complacerte, perros con gran valor y atletismo “, cube Alshult. Deben sentirse cómodos con las personas y la maquinaria pesada.

Pero el perro correcto es realmente el más interesado en hacer el trabajo. “Puedes tirar algo en un prado con hierba alta. ¿Tu perro buscará durante 30 segundos y se dará por vencido, o seguirá buscando después de 45 minutos?”, cube Elshult. “La conclusión es que los perros no hacen este tipo de trabajo porque tienen un motivo noble. Lo hacen porque es un juego y quieren ser recompensados”.

Elshult ahora tiene otro labrador amarillo, Kili, en formación de DRH. Elshult cube que Keb, con sus habilidades más avanzadas para resolver problemas, ayuda a entrenar perros más jóvenes. Aunque COVID ralentizó las cosas, Elshult continuó entrenando a sus perros y entrenando a otros equipos. Ella y su compañero de investigación, James Man Mansfield, terminaron de escribir Dog Dedication: Real Adventures of the K9 البحث Equipo de búsqueda y rescate.

Elshult y sus perros han realizado más de 200 despliegues desde 2001 y tienen “seis hallazgos reales que van desde personas fallecidas recientemente hasta huesos en un estado frío de 10 años”. Si bien es gratificante tener un descubrimiento y poder brindar una solución a las familias, muchos equipos de búsqueda y rescate nunca tienen un descubrimiento, no porque no sean expertos, sino porque simplemente no se les asignaron tareas donde period necesario. fue encontrado hecho.

“Todavía hacen una contribución igualmente valiosa al ayudar a aclarar áreas y ser parte del equipo como un todo. Tienes que tener un buen equipo donde las personas se sientan como en familia”. “Este es realmente un estilo de vida que hemos adoptado. Todos estamos comprometidos y apasionados con nuestra misión”.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *